Perdona nuestras ofensas

En el Parque Seminario, antiguo Seminario Metropolitano y _hoy en día_ uno de los pulmones verdes de Asunción, noté siempre que la mayor parte del estacionamiento frontal y los linderos de los senderos para la ciclovia, caminata y jogging estaban hechos con piedras de los cerros Koi y Chorori (patrimonio natural del Paraguay) pero como son construcciones antiguas, pensé que la Iglesia Católica, no tuvo mala intención en el momento de utilizar estas piedras, casi únicas a nivel mundial, como ripio de sus estacionamientos.

Santo pecado
Estas formaciones areniscas ubicadas en Areguá, distante unos 25 km. de Asunción, están protegidas por Ley Nº 179 (junio 1993) que declaran monumentos naturales a ambos cerros y restringen cualquier tipo de explotación o extracción de estas particulares formaciones rocosas, así también la Secretaría Nacional del Medio Ambiente, la Municipalidad de Areguá y la Dirección de Parques Nacionales y Vida Silvestre (artículo completo) han declarado los cerros y sus zonas aledañas como patrimonio natural y restringen cualquier tipo de explotación comercial.

Haz lo que digo, no lo que hago
Como casi siempre, fui a trotar al "Seminario" y descubrí que el patio posterior esta siendo ampliado el estacionamiento, unas 25 camionadas de estas piedras consideradas Patrimonio Natural descansarán en poco tiempo como ripio de vehículos.
















Comentarios

Adolfo Delvalle ha dicho que…
Creí que me iba a sorprender confirmar este hecho, pero olvidé que es una actividad católica.

Entradas populares de este blog

El ocaso de la causa

Manifiesto en contra de todo

Ayer