10 consejos para detectar el copypasteísmo


Aunque en la actualidad existen aplicaciones específicas, algunas gratuitas y otras costosas, luego de unos años de trabajo con alumnos en mis aulas de medios digitales, me atrevo a dar algunos consejos para evitar, sin tanta tecnología, uno de los vicios mas recurrentes de nuestros estudiantes.

1/ Nacional y específico.
 Aunque desee que realicen un trabajo sobre temas internacionales haga que tenga un enfoque local, incluya citas de noticias en medios locales o entrevistas a personas del medio, cuando más específico es el proyecto, menos posibilidades hay que esté disponible algo parecido en Internet.

2/ Tiempo verbales.
 Exija un tiempo verbal (presente, tercera persona, uso de infinitivos) puede ir variando de trabajo en trabajo. Usualmente los trabajos que se descargan son monográficos y están redactados en primera persona, esto obliga al estudiante a cambiar de tiempo verbal toda la redacción.

3/ Formatos personalizados.
 Siempre solicite temas que sean singulares, que no sigan en su totalidad los cánones de la metodología científica, no lo haga menos difícil. Puede solicitar que redacten como si fuera un cuento, guión de audiovisual u otros formatos que usualmente no están disponibles en los sitios de descargas de proyectos académicos, la creatividad debe ser inducida.

4/ Imágenes propias.
 Tan usual como el “copy-paste” es la utilización de imágenes descargadas impudicamente desde la web, solicite que aunque sean con deficiencas técnicas, se acostumbren a producir sus imágenes, de esta forma se elimina de raíz la posibilidad de plagio digital.

5/ Referencias específicas de los sitios
 APA contempla en forma específica la fuente digital, tanto para sitios, videos o referencias bibliográfica, solicite a sus alumnos que las citas de fuentes digitales sigan las normas APA. Con excepciones, los proyectos que están diponibles para la descarga, no usan referencias normalizadas, en muchas ocasiones no lo usan.

6/ Que interactue el autor.
 Divida el proyecto en capítulos o partes, y al final de cada unidad solicite una conclusión o sintesis personal, si es grupal, solicite una conclusión a cada integrante. Si existen diferencias sustanciales en la forma de redacción entre el cuerpo principal y la síntesis, sus estudiantes están ciberplagiando.

7/ Otros formatos de entrega.
 Aunque cueste, despréndase de la dependencia a los productos “office”, solicite que la entrega sea en documentos PDF, en TXT simples. Lo mismo con el “power point” las ofertas de software para realizar presentaciones digitales son tan amplias como usted desee imaginar y sus alumnos, no solo no podrán plagiar con facilidad, si no que estarán obligados a comprender nuevas tecnologías.

8/ Hágalo por partes.
 Leer un trabajo conlleva tiempo, si el trabajo es largo entonces es usual que se escapen detalles de lectura con grupos numerosos, de esta forma los estudiantes se aprovechan para hacer uso del facilismo de las herramientas digitales. Marque entregas por etapas, que sea más sencillo leer un par de páginas y entonces ir comparando el avance y el mal uso de la tecnología en favor de la infra-educación.

9/ Defensa pública.
 Si el estudiante es un “copypaste dependiente” tenga por seguro que no va a poder defender oralmente un proyecto que lo haya entregado impreso, hágalo el mismo día. Que entreguen y defiendan en una sola jornada, esto obliga a que si plagiaron la información, por lo menos la lean antes de exponerse a una vergüenza pública.

10/ Sea el ejemplo
 Si usted consideró los nueve puntos anteriores de utilidad para evitar que sus estudiantes no plagien, sea usted el ejemplo en empezar a aplicarlas, desde Confucio hasta los Romanos e incluso la rígida escolática siempre se basaron en el axioma: se enseña con el ejemplo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El ocaso de la causa

Manifiesto en contra de todo

Ayer