Lanzamiento libro ALMA



El Lunes 11 de junio, desde las 19:00, en el Centro Cultural Bordas en la Casa Correa (Fulgencio R. Moreno 327 c/ Iturbe)
Estela Kobs, presenta su segundo poemario, se trata de ALMA, un compendio de poesías y sonetos, que dejan de manifiesto gustos y pasiones de la autora a través del hilo conductor del amor.
La autora, guaireña de nacimiento, realizó sus estudios secundarios y universitarios en Asunción, es abogada y escribana, egresada de la Universidad Nacional de Asunción. Hija dilecta de su ciudad, Mauricio José Troche. Se ha dedicado al ejercicio independiente de su profesión de abogada por más de diez años, y desde el año 2008, se desempeña en la función pública, es miembro del Consejo de la Magistratura en representación del Poder Ejecutivo y miembro del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados en representación del Consejo de la Magistratura.
En sus ratos libres, escribe poemas, versos y cuentos, en su mayoría inéditos. En febrero de 1992, publicó el poemario Con palabras del Corazón, 50 poemas de amor, precediendo por casi veinte años a Alma, que no es más que la compilación de poemas, en su mayoría, escritos desde entonces hasta mediados de la década del 2000.


Cómo escribe Estela Kobs:
Alma
¿Será que hay momentos en que la vida 
es tan difícil como la vivo yo?
¿O será Alma mía 
que lo complejo es el amor?


Respóndeme Alma, tú
que penetras en mi misma, 
y que envuelves con tu magnificencia 
la insignificancia de mi vida.


¿Porqué a mi corazón 
lo estoy sintiendo como una caja vacía?
¿Por qué, si en cada rostro
siempre veo una sonrisa, 
la mía (mi sonrisa)
hoy solo aparenta una triste melancolía?


Alma, 
¿Porqué el cielo se representa opaco
cuando aún es de día?
¿Porqué siento que pierdo
si me tengo a mí misma?
¿Sabrías responderme tú
Alma; amiga mía?


Tristeza, desazón, ¿Amor?,  busco mi alegría, 
Alma, si ya has de abandonar este cuerpo
enséñame primero a volar, es mi fantasía.
Solo así habré ganado, aunque haya muerto,
Alma, amiga mía.


***
Ya no existe poesía
Ya no existe poesía
ni esa torrente de la cual fluyen inapreciables palabras,
me siento rendida, no vacía,
¿será que el amor también cansa?.


Me siento aturdida con tus besos
estamos olvidando las pequeñas cosas,
dame un respiro por lo menos
déjame amarte un minuto a solas.


Sabemos que la vida es posesiva
y en un descuido, el tiempo nos devora
eso nos vuelve mezquinos de nuestro espacio,
lo que quiero es “soñarte”, aunque sea unas horas.


Si tan solo existiera un momento,
que no corresponda a la vida
y tampoco a nuestro tiempo,
te escribiría como antes en mis sueños te escribía.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El ocaso de la causa

Manifiesto en contra de todo

Ayer