Yo, Policarpo*

En la ciudad de la Asunción al primer día del mes de octubre del año 1840 de Nuestro Señor Jesucristo, juro haber obrado con honradez, rectitud, siendo fiel y sumiso a las órdenes del Supremo Dictador Perpetuo de la República del Paraguay. He cumplido su merced al pie de la letra,  desde el primer día de ser funcionario público un 21 de septiembre de 1825.
Yo Policarpo Patiño, Fiel de Fechos de José Gaspar de Francia  y Velasco declaro: ser el legítimo heredero por derecho natural de la Dictadura de la República del Paraguay.
Maldigo a todos los gobiernos posteriores _a quienes forjen a hierro o con palabras esta nación_  a la cleptocracia como castigo, al igual que Prometeo, a esta nación le será comido el hígado por la eternidad.
Con el cabestro de mi hamaca y el Prontuario de la Teología Moral a mis pies, pondré justicia. Sé que seré enterrado fuera de los muros cristianos, pero eso es parte de la maldición. Desde el averno me encargaré, con buena letra, de que el Paraguay sufra el hecho de ser gobernado por ladrones, por los siglos de los siglos.

Policarpo Patiño

Segundo Supremo Dictador del Paraguay

* Relato breve con mención en el concurso de relatos breves del Centro Cultural de España Juan de Salazar

Comentarios

Pablo Magee ha dicho que…
Hola Osvaldo, Me interesa mucho este texto. Cual es la fuente? Es un ejercicio litterario tuyo, o es una carta del mismo Policarpo?
catedra olivera ha dicho que…
El texto es mio, hecho para el concurso de micro relatos del Juan de Salazar, le día un giro literario, pero no recuerdo la fuente exacta de donde saqué los datos, creo que era el libro de Efraim Cardozo, la carta existió pero no se sabe su contenido, por eso hice como si fuera la nota que hizo antes de suicidarse
Ubaldo Ugarte ha dicho que…
Muy buen escrito, emulando el pasquín catedralicio contra el Supremo

Entradas populares de este blog

El ocaso de la causa

Manifiesto en contra de todo

Ayer